Metodología

Partiendo de la base de que la gente asiste a una clase de Baile de Salón porque quiere aprender y quiere divertirse, y pensando que nuestra labor fundamental como monitores son, en primer lugar, saber comunicar el interés por el baile; el método que utilizamos es el siguiente:

  • Adecuar la forma y contenidos de la enseñanza al nivel y psicología del grupo.
  • Crear un ambiente agradable de compañerismo.
  • Convertir el aprendizaje en algo divertido y ameno.
  • Ofrecer, por medio de nuestra participación en el grupo, confianza y ayuda.

Para conseguirlo seguimos una escuela de técnicas de baile, que tratando de aunar criterios, homologar conceptos, sintetizar pasos, figuras y terminología; y así, basándonos en la historia y con las propias técnicas de baile, conseguir cambiar un concepto que hasta ahora era improvisado "Bailar de oído".

Por otra parte "BAILES DE SALÓN", intentando conservar el aire tradicional de cada modalidad de baile, respetando su origen, estilo, música. Así, el Tango se baila como los argentinos, la cha-cha como los cubanos, el pasodoble como los españoles, etc... sin destruir el carácter personal y creativo del propio baile y sin olvidar que el origen del baile es popular y su fin la diversión.

Volver